馃彙El ladrillo digital, 驴inversi贸n o nueva especulaci贸n? 馃彙

Luego de que el Metaverso 馃寪 se hiciera famoso gracias a Mark Zuckerberg, porque de nuevo no tiene nada 馃樁, y este renombre ayudara a la revalorizaci贸n de los terrenos digitales, que ya exist铆an en el espacio virtual, gener贸 que el sector inmobiliario hiciera 鈥渂oom鈥 y se convirtiera en uno los rubros que m谩s dinero mueve, actualmente, en el Metaverso. 馃捀 馃捀

Pareciera irreal, pero ha tenido tal alcance el invertir en propiedades virtuales (casas, edificios, locales, etc.) que durante el 煤ltimo trimestre, se han superado los 90 millones de euros en inversi贸n inmobiliaria digital 馃槺 y se cree que durante este 2022, la cifra de este nuevo negocio de ‘real estate’ puede ser m谩s del doble; toda una paradoja, ver para creer. 馃槓

La especulaci贸n que se ha formado en torno a la afirmaci贸n de que invertir en una propiedad en el Metaverso, 芦es una gran oportunidad de inversi贸n a largo plazo禄, ha generado que tanto empresas como inversores particulares, compren propiedades en este mundo virtual como si no hubiera un ma帽ana y a precios desorbitados 馃挵. Cualquiera que disponga de criptomonedas, puede intercambiar o comprar propiedades con NFT, un certificado digital de propiedad y autenticidad, que indica que un elemento es 煤nico y los derechos de propiedad los tiene la persona que lo ha adquirido. 馃搫

Los importes que se han pagado por metro cuadro a trav茅s de criptodivisas, son imposibles de estandarizar 馃搲, ya que la econom铆a digital fluct煤a semana a semana como una monta帽a rusa 馃帰. Monetizar el capital con el ladrillo digital, es un sue帽o, ya que podr谩s ser due帽o de 鈥渁lgo鈥 pero a la vez de nada, porque su valor lo determinar谩 un factor de suerte y de contexto, siendo cambiante; es decir, un d铆a valdr谩 mucho, pero otro d铆a valdr谩 poco o nada. 馃挶 

La venta de esa tierra virtual que nunca se llegar谩 a pisar alcanza unos niveles cercanos a la demencia, pero esto es el precio de la novedad y la moda 馃樀鈥嶐煉. Todo este jaleo, lo que demuestra es que se basa en la simple y llana ley de la oferta y la demanda. Sin m谩s qu茅 decir 馃挶. Invertir dinero real en una propiedad que se 鈥渄isfrutar谩鈥 en otra realidad 馃懟, es a lo que le apuestan muchos, olvidando las edificaciones del mundo terrenal y tangible donde a煤n viven.

Y aqu铆 un dato curioso, la firma de bienes ra铆ces digitales con sede en Nueva York, Republic Realm, adquiri贸 por m谩s de 4,3 millones de d贸lares 馃捀 un terreno virtual en The Sandbox de m谩s de 2.500 propiedades virtuales. La operaci贸n m谩s grande, registrada hasta el momento, 隆qu茅 ganas de conocerlas! 馃樁

馃憖 鈥淟a novedad es madre de la temeridad, hermana de la superstici贸n e hija de la ligereza鈥 馃憖

Novedad, o deseo de pertenecer a un mundo virtual totalmente descentralizado, donde el dinero virtual ayude a capitalizar lo que, en la realidad, pareciera que en otro mundo se quedar谩. 馃挱

POL脥TICA PRIVACIDAD